CALENDARIO AZTECA

jueves, 27 de marzo de 2008

EGIPTO, CRÓNICA DE UN SUEÑO IV

Jueves. 13 de marzo:

Por la mañana solo fuimos a ver el Templo de Sobek todos con las chilabas puestas, aunque era pronto creo que todos los pasajeros de las motonaves cercanas a la nuestra fuimos a verlo a la vez, y la cola era inhumana, la gente empujándose…un show e incluso el Rama tuvo algún problemilla con los agentes aunque yo no estaba presente.








Muy guay el templo sobretodo el pozo de los cocodrilos. Luego al barco que teníamos que navegar hacia Aswan.








Era pronto cuando regresamos al barco y se empezó a mover. Y a mirar por la ventana de nuevo:





video


En esa mañana algunos se bañaron yo me quede en la terraza de abajo con unas cuantas charlando y mirando el magnífico paisaje, comimos y al poco fuimos a dar un paseo en falucas, salimos directamente por la parte de atrás del barco, y genial el paisaje, paramos en una parte segura del Nilo donde algunos se bañaron….con el frío que hacía.



video




video

Antes fuimos a la tienda de esencias a la que nos llevo Rama ya sabes esas en las que el guía se lleva una comisión, casi nadie compro nada, somos estudiantes y eran muy caras, nos llevamos un te y yo unos collares ambientadores que compre a la puerta de la tienda a un niño.

También vimos la gran presa de Aswan donde los militares no se que nos contaban de que no podíamos estar donde estábamos. Grande pero prescindible.




Después del baño ya mencionado y mientras patry y yo comenzamos a mirar en los puestecillos y a mi solo me dio tiempo a comprar un obelisco, fuimos a montarnos en camello, guay, sobretodo cuando corrían un poco, bonito el llegar en faluca a ese lugar justo cuando un parroquiano andaba rezando al atardecer, una bonita estampa.


video


Aunque los bichos tienes que estar hasta las narices de tanto guiri que le hace dar un minipaseo en círculo. Y luego fuimos al poblado nubio, muy guay, allí se nos hizo de noche, unos tatuajes de henna (el primero, que no el único), un cocodrilo en la mano, unos tes, una fotos y a la faluca que nos llevaba al barco. En esos paseos en faluca excepto en el último que ya hacia bastante frio yo iba en la popa adelante, como en Titanic jajaja. Un paisaje delicioso de verdad.













Cenamos y esa noche había fiesta Nubia. Unos bailes y sin más, pero el gracioso de Ramadan nos sacó a Sandra, a Moni, a mi y a otro desconocido a bailar y hacer unas cosas raras, que vergüenza, compramos unos dvds no sé si saldrá allí, pero vamos, que risas….

Esa noche saque el ron y al final solo quedamos Sandra, Rubén y yo, los tres valientes. Al día siguiente era Abu simbel y nos teníamos que levantar a las dos y media de la mañana. No creo que durmiera más de una hora y poco....