CALENDARIO AZTECA

viernes, 8 de junio de 2007

CURIOSIDADES

¿PORQUE TOCAMOS MADERA?
Porque los antiguos persas creían que en las vetas de la madera residia el genio del fuego y de la vitalidad que se invocaba para que protegiera los proyectos y los condujera al éxito final. Se trata, por tanto, de una tradición surgida más de mil años antes de Cristo en Mesopotamia y que ha llegado hasta nuestros días.

¿QUÉ ES "IRSE DE PICOS PARDOS"?
Irse de picos pardos equivales a irse de juerga. El origen de esta expresión popular se debe a una antigua costumbre. Hace siglos, la ley obligaba a las prostitutas a lucir vestidos con picos de color pardo. Así podían ser distinguidas de las mujeres consideradas decentes.

LA ESPADA DE DAMOCLES
Democles fue un cortesano del tirano de Siracusa Dionisio I el Viejo, que siempre andaba criticando la vida regalada de su señor. Dionisio, harto de soportar la envidia de su subordinado, quiso que éste probara lo dificil y pasajero que era su oficio, por lo que le invitó a ocupar su trono durante un festín. Para su sopresa, Damocles descubrió que sobre él colgaba una espada desnuda suspendida de una crin de caballo. Comprendió así la amenaza que suponía el poder.

DE PERDICES Y REINAS
El rey francés Enrique IV era bastante mujeriego y, su confesor le reprochaba siempre que mantuviera aventuras amorosas con diversas damas de la corte. un día, harto de tantos sermones, el Monarca decidió invitar a comer a comer a palacio al confesor y mandó que le sirvieran perdiz en todos los platos. El sacerdote, abrumado con tanta repetición, exclamó: "Siempre perdiz?", a lo que el Rey confesó sin inmutarse: "¿Siempre reina?".

¿QUIENES FUERON LOS PRIMEROS CHAQUETEROS?
La práctica de cambiar de opinión o de partido por conveniencia personal ha existido siempre, pero es a partir del siglo XVI cuando surge el término chaquetero para referirse a quien a lleva a término. Su origen reside en una costumbre nacida durante las guerras de religión que enfrentaron a los reyes galos Enrique III de Francia y Enrique de Navarra. Los rendidos y desertores de ambos bandos se entregaban al enemigo con la casaca puesta al revés. El color del forro coincidía con el del uniforme del contrincante.

¿ARRANCABAN CABELLERAS LOS BLANCOS?
Se sabe que algunas tribus indias de América del Norte tenían la costumbre de arrancar la cabellera a los enemigos. Lo que no se suele explicar es que los colonos blancos también lo pusieron en práctica en muchos territorios del nuevo continente, incluso llegaron a legalizarlo y a pagar suculentas recompensas. En 1703 la colonia de Massachusetts pagaba 60 dolares por cabellera india, y a mediados del siglo XVIII Pennsylvania ofrecia 134 dólares por la de un hombre y 50 por la de una mujer.

¿DE DONDE PROCEDE EL VERBO TESTIFICAR?
Ante el juez, los romanos juraban decir la verdad apretandose suavemente los testículos con la mano derecha, de ahí viene el verbo.