CALENDARIO AZTECA

miércoles, 18 de junio de 2008

EXILIADOS



Para que luego me venga una señora en una manifestación a decirme que porque no dejamos ya en paz el pasado, que no teníamos ni idea y que con Franco no se vivía tan mal:

“De pronto, retumbó un trueno proveniente de la zona española. Todos miraron hacia atrás con tristeza. Detrás de aquellas imponentes montañas se luchaba todavía y se morían españoles nobles y fieles a sus ideales. Los muchachos se hallaban en una zona libre (Francia), pero huraña y extraña. Aquella seguridad vital acusaba a la conciencia de cada uno como reprochando la deserción y el abandono de sus compatriotas.
Bajando la cabeza para esconder las lágrimas, aquellos corazones lloraron nostálgicos por la primera vez. Sus hogares, familias, amistades y amores permanecían en sus puestos valerosametne, mientras que ellos habían huido de la vengativa rabia enemiga.
Aquella tierra santa seguiría persiguiéndoles mientras vivieran afuera. Todos confiaban en volver pronto a su terruño y mentalmente se repetían para consoñarse: volveremos muy pronto.
Los pobres ignoraban que el Generalísimo se mantendría cuarenta años en el poder".

Eulalio Ferrer “Entre alambradas” Barcelona 1988

"Pues diré que de España, lo último que recuerdo de allá es eso que marcó seguramente a un niño de siete años. Esa cosa extraordinaria, el miedo, el correr, el barco ese, que no teníamos que ir muy lejos, porque íbamos a la isla de Olerón en Francia, serían ocho o diez horas o un día en barco quizás, y que veíamos según nos alejábamos que seguían bombardeando el puerto. Esa es una imagen que me queda".

Juan Fernández, niño de Barakaldo exiliado con siete años a Francia.

4 comentarios:

encardeelche dijo...

Gracias por no olvidar....

Joanna dijo...

Eso nunca.
Quizás por eso estudio historia.
Quizás por eso escribo muchas cosas, hago muchas fotos o guardo todo tipo de objetos.
Para no olvidar.

Oscar dijo...

españa siempre ha sido un país con alzheimer, pero con un alzheimer selectivo, olvidar lo que interesa, eliminar lo que no conviene, tergiversar la realidad. y no hace falta mirar muy atrás. aún me acuerdo del 11-M y se me pone mala la tripa.
olvidar? ni hablar

Joanna dijo...

eso es.