CALENDARIO AZTECA

jueves, 27 de enero de 2011

Recuerdos imaginados

Hará aproximadamente catorce años que leí Los escarabajos vuelan al atardecer. Recuerdo que estaba entre los libros recomendados que la profesora de literatura nos dio ese año. Y tengo en mi mente clarísimamente la imagen de la estatua egipcia. Tanto que hace unos días cogí ese libro que guardo con muchísimo cariño y busqué entre sus hojas la ilustración de esa estatua. Mi sorpresa fue que el libro no estaba ilustrado, y que dicha estatua no aparecía en la portada o en la contraportada. La descripción de María Gripe hizo que mi cabeza lo imaginara de tal manera que quedara en mi recuerdo firmemente.

Otra imagen imaginada, es el rostro de la hermana de la protagonista de La casa de los espíritus de Isabel Allende que leí también con trece o catorce años. Cuando no tenía dinero para comprar libros, y cada dos o tres días me iba a la biblioteca de San Nicolás a saciar mi sed lectora sobre todo en verano. El rostro de esa chica, muerta en las primeras páginas del libro, de un color verdoso y con una corona de flores en el pelo tampoco saldrá nunca de mi cabeza.

En mi mente también está Miss Marple (mi preferida…más que Poirot) una entrañable anciana, siempre me la he imaginado con un sombrero de flores en la cabeza….sentada tomando el té en el jardín de una casa.

Me quito el sombrero antes los escritores que hacen que sus palabras se conviertan en imágenes tan claras en mi cabeza.

5 comentarios:

La terrible Fifi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La terrible Fifi dijo...

Yo me acuerdo que leí los Escarabajos vuelan al atardecer en el instituto y me gustó muchísimo, aunque hacía mucho tiempo que no me acordaba de ese libro. Creo que le volveré a leer cuando vuelva a España

Joanna dijo...

Yo tengo muy buen recuerdo de ese libro, me gustó muchísimo. Creo que yo también lo voy a volver a leer.Estoy deseando que mi sobri sea un poco más mayor para regalarselo.

Isabel Romana dijo...

Vemos muchas cosas, pero casi siempre las llevamos nosotras dentro... Un abrazo.

Milady dijo...

Sabes que por ese libro quise ser egiptóloga?
Yo también lo guardado con mucho cariño.
Lo de la imagen de la hermana de Clara en la mesa de la cocina de la casa yo también la tengo muy presente. Y ya sabes que yo soy de Poirot, jajajaj.
La verdad es que es genial como las palabras evocan imágenes que quedan para siempre en nuestra memoria...Un besazo