CALENDARIO AZTECA

miércoles, 6 de junio de 2007

LOS FAMOSOS ARCHIVOS




Hace pocos días estuve en la ciudad del Tormes, es una ciudad que siempre relaja pero esta vez salí de allí asustada al ver por todos sitios :"Maragall al paredón", "boikot a los productos catalanes", y por su puesto la mal usada frase del gran Unamuno "venceréis pero no convenceréis", verguenza me daría ser el autor del mal uso de esta frase, si el señor Unamuno se levantase de su tumba y observara que lo que él dijo hacia el bando nacional ahora es utilizado en favor suyo, ya que esos archvos son un botin de guerra, son objetos robados, volvería corriendo a esconderse.
Pero bueno este país tiene la manía de tapar para olvidar y no de levantarar las ruinas, cualquier lugar después de una dictadura intenta volver al regimen anterior, el legítimo, aquí la república, pero no, se hizo lo que se pudo corriendo y de la república ni se habló. y también en cualquier lugar lo robado por un dictador se intenta devolver cuando éste cae, o bueno cuando muere en la cama, y más cuando ya lleva treinta años muerto.
El hecho de que todos esos archivos esten juntos para los historiadores hace más sencillo el trabajo de investigación y si ese huibiese sido el argumento de los salmantinos y de su representante el alcade del PP, hubiera sido razonable, pero yo he podido hablar con los salmantinos, vivo con ellos, y simplemente no quieren que se lleven los papeles porque son suyos, no tienen más argumentos, cuando la mayoría nunca se ha molestado en visitarlos, vamos que en su vida no influye el hecho de que esten allí o en Cuenca, pero ya si nos los quitan protestemos.
Además según como va el mundo archivero por gracia o por desgracia en Catalunya se tratan bastante mejor, seguro que se digitalizan antes y los investigadores los aprovechan mejor, que es para lo que estan, no para ser una parada más del tren turístico salmantino.
Ante esa frase de Unamuno quiero copiar a continuación el discurso íntegro en el paraninfo de la universidad de Salamanca, delante de Astray, Carmen Polo y demás, sólo queda quitarme el sombrero ante el autor de Niebla y dejar que sus palabras llenen el silencio:

"Todos vosotros estáis pendientes de mis palabras. Todos vosotros me conocéis y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. No he aprendido a hacerlo en los setenta y tres años de mi vida. Y ahora ya no quiero aprender.
A veces, callarse equivale a mentir, porque el silencio puede interpretarse como aquiescencia. Y no podría sobrevivir a un divorcio entre mi conciencia y mi palabra, que siempre han sido una pareja muy unida.
Seré breve. A veces, la verdad es más verdadera cuando está desprovista de adornos y palabrería. Quiero hacer un comentario sobre el discurso, por llamarlo de algún modo, del general Millán Astray, que esta aquí entre nosotros. Hagamos a un lado la afrenta personal implicada en sus denuestos vascos y catalanes en general.
Y yo nací en Bilbao. Luego más tarde me casé con esta ciudad de Salamanca, tan querida: pero nunca he olvidado mi ciudad natal. Y el obispo, gústele o no, es un catalán de Barcelona. Pero eso, pase. Ahora he oído el insensato y necrófilo grito de "viva la muerte", que para mi es equivalente al de "muera la vida"; y yo, que me he pasado la mía componiendo paradojas que excitan la ira de los que no las comprendían, he de deciros, como experto de la materia, que esa ridícula paradoja me repugna. Y puesto que la proclamaron en honor del último orador, tan sólo puedo explicármelo al suponer que ina dirigida a él, aunque es de una manera excesiva y tortuosa, como testimonio de que él mismo es un símbolo de la muerte.
Y ahora pasemos a otros asuntos.
El general Millán Astray es un mutilado.
Si, es un mutilado, digamoslo sin bajar el tono. Es un inválido de guerra.
Si, también lo fue Cervantes, pero los extremos no constituyen la regla: se escapan de ella.
Y desgraciadamente hay muchos inválidos en España ahora; pero muy pronto habrá muchísimos más si Dios nos ayuda. Me atormenta que el general Millán Astray pudiera dictar las fórmulas para la psicología de las masas. ¡Eso sería horrible! Un inválido, carente de la grandeza espiritual de Cervantes -que fue un hombre viril y completo a pesar de sus mutilaciones-, un mutilado repito, sin elevación en el pensamiento, puede que encuentre un alivio ominoso viendo mutilaciones en derredor.
Y el general Millán Astray no es una mente selecta, aunque sea impopular o mejor dicho, por esa misma razón, porque es impopular. El general Millán Astray quisiera crear de nuevo España: una creación negativa, a su imagen y semejanza; y por esa razón quiere ver a España mutilada, como sin querer nos ha dicho.
Porque en este templo del intelecto, yo soy el sumo sacerdote. y vosotros estáis profanando su sagrado recinto. Y pese a lo que puedan decir los proverbios, yo he sido siempre un profeta en mi tierra: y como yal, os digo que venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta: pero no convenceréis porque convencer significa persuadir y para poder persuadir, necesitaríais lo que no tenéis: la razón y el derecho en la lucha. Considero fútil exhortaros a pensar en España. He terminado"


Estos archivos ahora famosos no lo son por lo que contienen sino por su lugar de depósito, no es triste?
No es triste que la ciudad de Salamanca tan adorada por el autor ahora se levante con sus palabras para reclamar un tesoro de guerra?