CALENDARIO AZTECA

viernes, 8 de junio de 2007

PITUFA


Si alguién leyó lo que escribí sobre darse un baño con champán y no sé que, vale hacedlo, pero nunca compreís las bolas efervescentes estas que venden en las perfumerías que son como un equivalente a las sales de baño.
Hoy probé este nuevo amigo de baño, elegí la bola de color azul, son enormes así que solo cogi una.
Al principio mola, salen burbujitas y enseguida la bañera es azul.
Pero claro como te vas a relajar, que ese es el objeto de dicha bola, si ves como los bordes donde llega el agua en la bañera tienen un color azul oscuro y que al pasar el dedo no se va. Cuando empiezas a ver las piernas azules.... Imposible relajación cuando te das cuenta, que cuando vacíes el agua tienes que estar lavando a conciencia la bañera para que no se quede de ese color hasta la eternidad, y claro yo, yo estaba azul con lo que también te tienes que dar una buena ducha, cuyo resultado es una esponja azul que hacía una hora era violeta.
Asi que yo me vuelvo a mis sales de toda la vida. Mas vale lo bueno conocido que lo malo por conocer.