CALENDARIO AZTECA

miércoles, 6 de junio de 2007

TIERMES 2006


Ya han pasado varios días desde que me fui de ese lugar mágico, así que creo que ya puedo ahora comentar como me ha ido este año allí. Ahora creo que tengo las ideas un poco más ordenadas que en el momento de volver.
Aunque por desgracia hay muchos recuerdos que no tengo por culpa básicamente de la cerveza.
Pues es una palabra ha sido genial, en todos los sentidos.
El trabajo en la excavación ha estado bien, sobretodo cuando estuve con el doble enterramiento visigodo. Con anterioridad estuve en una habitación con mi pequeña amiga Laura, un encanto de niña, la perfecta hermana pequeña que nunca tuve.
Después estuve ya en una cata con más gente: Simona, Esther, Kenny, Nina, Nuria, Claudia, Boonie... aunque fuera un derrumbe, también estuvo bien.
Y con la gente, pues que decir....mejor no podía haber sido (son ofender a la gente de otras campañas, se os echa de menos a todos y cada uno), cada año es diferente, pero realmente he disfrutado mucho con los personajes que este año han pasado allí sus días.
El sobrevivir une, siempre lo he dicho, y este año después de unos días comenzamos a residir en cubiertas, sobre el frío suelo soriano, jjejej, no llegaban ni a tiendas de campañas, pero si no hubiéramos dormido ahí, nunca me hubiera reído con mis compys, nunca hubiera inventado "la croquetilla" para poder llegar al fondo de la tienda.
Y esas duchas, fumando con Nina y Marinella, mis queridas italianini, cantando a la Carrá en italiano-español.
Este año me he desatado alcoholicamente más que ningún otro año, por ello lo de mis pocos recuerdos, pero han sido noches gloriosas, jugando al duro (gracias Pater por los 200000 vasos que me habrás mandado en total) y después, el caballero castellano (Victor) y sus vaquillas, el incansable dedo de Kapi y sus seguidores, las horas en la roca, las fiestas de Carrascosa, de Valderromán....
El gran partido de futbol que siempre perdemos y no es porque si perdemos los del pueblo nos inviten a cervezas.
Y mis chicas de la uni, que en tres años apenas había conocido, en Tiermes eso cambió, me he reído muchísimo con ellas, sobretodo con Mónica, me encanta la energía esa de 15 años con la que se le ocurren locuras a las 6 de la mañana, las fumadas en la roca viendo el atardecer, los cafés, la noche de las fotos jejeje, fueron todos días geniales con ella.
Y bueno mis chicos termestinos, los tres mosqueteros que aún resisten allí: Toño, Cortés y Héctor, encantadores. A Cortés y a Toño fueron las primeras personas que vi cuando llegue, y bueno se convirtieron en grandes amigos, muchos duros, muchos cafés... y Héctor que llegó después pero que enseguida se hizo con el cariño de todos (estos extremeños...).
El Pater que sigue ahí resistiendo año tras año, que decir de él, no hace falta.
Y bueno el mejor jefe de todos, el señor Kapi, que este año hasta tuvo que venir a despertarnos a la tienda a Mónika y a mi (normal que nos quedaramos dormidas, llegamos a la tienda a las 7 y pico de la mañana) pero genial.
Es imposible hablar de todas las personas que allí estuvieron, los demás técnicos, los topógrafos, las guías, los monitores, los camareros, los yankis, los demás italianos....todos, este año hasta Manolo me invitó a un café un día, INCREIBLE.
Así que un año más echo de menos ese sitio, el sonido del viento en los árboles sobretodo, las nubes y las estrellas, y el duro jejej también hay que reconocer que lo echo de menos