CALENDARIO AZTECA

domingo, 2 de diciembre de 2007

COSAS QUE PIENSO


Siempre he tenido curiosidad por los sentimientos de la historia, de sus personajes en momentos de su vida, no hace falta que sean importantes, la mayoría serían comunes en cierta época.
Qué era lo que sentían los participantes de las miles de batallas del mundo, el momento de dar el primer paso hacia el enemigo.
No tanto los legionarios romanos por ejemplo con su indumentaria y sus estrategias, sino quizás los que ellos llamaban bárbaros, la mayoría sin un ejército como tal, "ciudadanos" que defendían sus tierras de la ocupación. La primera batalla, o para mucho la única.
O los momentos anteriores a que una numantina o una azteca mataran a sus hijos para no entregarselos al invasor, que sentirían.
O la noche de bodas de una muchacha del medievo, esperando a que se cumpliera el derecho de pernada.
O cuando el sacrificante estaba subido encima del Gran doble altar de Tenochtitlan, esperando.
O esas cárceles donde te pudrías, las mazmorras o torres.
Las torturas repetidas. O el esclavo echado al anfiteatro.
Que decir de las mujeres enterradas junto a sus muertos o las aún realizadas oblaciones, que sienten esas niñas.
El peluquero que cortó el pelo a su familia antes de que entraran a una de las "duchas" nazis.

Rasgos culturales, obligaciones, imposiciones que generan sentimientos que yo nunca encontraré aunque limpie sus huesos.